Noticias: REC: la moneda ciudadana de Barcelona

El rec es la moneda ciudadana de Barcelona que nace para fomentar el comercio de proximidad en los diez barrios del Eje Besós.

En el marco de “construir democracia”  del Plan Estratégico 2018-2021 de NOVACT se quiere reforzar los espacios de diálogo de participación con las instituciones para reforzar la democracia y su calidad, desde una visión innovadora y noviolenta, así como también potenciar la democracia económica, ya aspecto central que determina el conjunto de relaciones y conflictos sociales.

En este sentido, NOVACT está desarrollando este objetivo estratégico a través de el proyecto piloto europeo B-MINCOME de innovación urbana y social de lucha contra la pobreza y la desigualdad en zonas desfavorecidas de Barcelona, concretamente en los 10 barrios que conforman el Eje Besòs.

 

Concretamente, NOVACT promueve el lanzamiento de una moneda ciudadana, el REC (Recurso Económico Ciudadano) que tiene como objetivo principal favorecer que el dinero circule dentro del territorio para fomentar la economía y el comercio de proximidad, apoderar la ciudadanía y fortalecer las redes asociativas para mejorar la vida de los vecinos y vecinas.

Es una moneda ciudadana porque está gobernada por la ciudadanía, concretamente por el Grupo Promotor de la Mesa por el Cambio que agrupa representantes de los sectores económicos (asociaciones de comerciantes y mercados municipales), de entidades sociales (asociaciones de vecinos o proyectos comunitarios), expertos y técnicos del ámbito económico y tecnológico y representantes de las diferentes áreas y distritos municipales implicados en el proyecto: el Comisionado de Economía Social, Desarrollo Local y Consumo, Comercio y Mercados, Barcelona Activa, los distritos de Nuevo Barrios, Santo Andreu y Santo Martí y el área de Derechos Sociales.

El rec se pone en circulación a través de la ayuda económica que reciben las familias del B-MINCOME, puesto que a partir del mes de mayo un 25% de esta ayuda se cambiará a moneda ciudadana. Todo el mundo que quiera también se puede adherir a la red y disfrutar de los beneficios del rec.

Así pues, introduciendo este nuevo sistema para cobrar parte de la ayuda se quiere contribuir decididamente a favorecer que el dinero se gaste y se quede en los barrios, a sus comercios y establecimientos. Se trata de una medida que tiene que contribuir a la vitalidad económica y comercial de este territorio, favorecer el pequeño comercio y evitar la desertización comercial.