Comunicado: Marruecos niega la entrada al Codirector de NOVACT y lo mantiene 12 horas bajo custodia policial

Marruecos justifica la denegación de entrada por motivos de seguridad nacional. Anteriormente las autoridades de Marruecos ya habían expulsado a la Delegada de NOVACT en  Magreb (2015) y ejercieron inaceptables presiones hasta que la ONG cerró su oficina en Rabat y la trasladó a Túnez (2016). Estas presiones contra la acción de NOVACT se da en una situación de creciente represión contra las organizaciones independientes, locales e internacionales, que trabajan en favor de la democracia y los Derechos Humanos en Marruecos y en todo el Mediterráneo.

Consultez la version française ici

Barcelona, ​​10 de mayo de 2018 – La noche del pasado 7 de mayo, las autoridades fronterizas de Marruecos en el aeropuerto de Rabat denegaron la entrada al país a Luca Gervasoni, codirectores de la Asociación Novact – Instituto Internacional para el Acción Noviolenta y miembro de la Junta de La Fede. Allí lo mantuvieron bajo custodia policial durante 12 horas alegando motivos de “seguridad nacional”. Luca Gervasoni, se dirigía a realizar una breve misión para evaluar la situación de Derechos Humanos en el país y evaluar la posibilidad de restablecer el trabajo de la ONG en el terreno.

NOVACT es una ONG internacional dedicada a la Construcción de Paz y la Defensa de los Derechos Humanos en el Mediterráneo y que cuenta con sedes en Barcelona, ​​Madrid, Cáceres, Túnez, Ramalla y Amman. En Marruecos su acción se basa en apoyar a la sociedad civil Marroquí, especialmente en la AMDH y la CMODH, para avanzar en materia de Justicia de Género, la protección de los derechos civiles y políticos y el fomento de la Democracia Participativa. En 2015 comenzaron las presiones del Gobierno marroquí contra NOVACT, al tiempo que se daba un preocupante aumento de las restricciones contra organizaciones locales de Derechos Humanos. Estas presiones han incluido el arresto y sucesiva expulsión de su Delegada del Magreb el 4 de junio de 2015 y la denegación de entrada en Marruecos de su representante legal en Marruecos la noche del 27 de Junio ​​de 2016. Finalmente, en este clima de miedo e impunidad, NOVACT decidió cerrar su oficina en Marruecos e iniciar el traslado de la delegación regional del Magreb en Túnez, confiando de encontrar un ambiente más favorable al trabajo de la sociedad civil independiente.

La denegación de entrada de NOVACT en Marruecos deben enmarcarse en un contexto de creciente deterioro de los derechos y libertades fundamentales de la población marroquí, formando parte de una campaña institucional represiva ante aquellas organizaciones y movimientos sociales que defienden los derechos humanos en el país de forma independiente. Otras ONGs internacionales, como Human Rights Watch o Amnistía Internacional, también han visto limitada su actuación en Marruecos. El clima de miedo y represión que sufren las ONGs marroquíes es mucho más grave.

Estas acciones son una nueva muestra de la creciente criminalización de la labor de las ONGDs en todo el Mediterráneo donde, recientemente, hemos visto, entre otros, la incautación del barco de la ONG Open Arms y la construcción de un gravísimo caso legal contra su tripulación dedicada a proteger vidas o el reciente caso de tres bomberos bajo juicio en Grecia por su labor rescatando a migrantes.

Por todo lo mencionado, condenamos que se impida, se limite y se criminalice la tarea de las ONGDs en el Mediterráneo e instamos a la comunidad internacional, y con especial atención el gobierno español, a que defienda la legitimidad de las acciones de NOVACT y de las ONGD que defienden y promueven los Derechos Humanos.

Equipo NOVACT

Para más información llamar al 93.551.32.92