Medios alternativos a la transformación social o como contribuir a reforzar la libertad de expresión en Túnez

Los periodistas David Fernández (La Directa) y Jordi Fortuny (CCMA) concluyen un ciclo formativo sobre medios de comunicación alternativos y de proximidad dedicado a los periodistas ciudadanos en Túnez.

Los días 10, 11 y 12 de mayo, 27 activistas de medios asociativos y locales procedentes de diferentes regiones de Túnez participaron en la última formación del ciclo de refuerzo de capacidades dirigido a los medios de proximidad y alternativos de este país, implementado por NOVACT. Esta formación, organizada en el marco del proyecto europeo “Barr Al Aman”, permitió a los participantes debatir y discutir la viabilidad económica de los medios alternativos y locales, manteniendo una línea editorial independiente, con dos periodistas con una larga experiencia en este negocio: David Fernández (La Directa) y Jordi Fortuny (CCMA).

“De la revolución, solo hemos sacado la libertad de expresión y de prensa”. Esta frase, la hemos oído no una, sino centenares de veces!

El sentimiento general de frustración respecto a la situación socio-económica del país, cada vez más complicada, junto a las numerosas decepciones acumuladas por los tunecinos y tunecinas, muy particularmente los jóvenes, que aspiraban a la adopción de cambios reales en el país, pueden ayudar a entender el contexto en que se verbalitza esta frase lapidaria.

¿Es mucho pedir disfrutar de estos derechos fundamentales por los cuales muchos tunecinos han luchado durante décadas? Por otro lado, ¿es  importante hablar sobre la libertad de expresión y la prensa como un activo real en el actual contexto tunecino? ¿Podemos hablar de “libertad” cuando los recursos necesarios para desarrollar unos medios libres y plurales son limitados o están sujetos a condiciones contrarias al propio concepto de “libertad”? ¿Qué modelo económico tenemos que elegir y promover para apoyar y contar con una prensa libre e independiente?

Estas preguntas fueron planteadas durante la formación organizada por NOVACT en su local de Túnez los pasados 10, 11 y 12 de mayo. Esta actividad, conducida por David Fernández (La Directa) y Jordi Fortuny (CCMA), ha contado con la participación de más de 27 personas procedentes de diferentes regiones de Túnez, todas ellas activas en el tejido asociativo y mediático y pertenecientes a medios locales y alternativos.

La formación, denominada “Modelos económicos alternativos y buena governanza de los medios de comunicación alternativos y de proximidad” cierra el ciclo iniciado previamente con dos formaciones a cargo de Ines Tlili sobre el diseño de campañas de comunicación y transformación social noviolenta.

 

 

All-focus

Las formaciones precedentes se llevaron a cabo durante los meses de marzo y abril en las localidades de Bizerte y Béni-Métir. Las actividades previas permitieron a los participantes adquirir las herramientas necesarias para idear e implementar campañas para la transformación social en sus regiones, utilizando conceptos relacionados con la noviolencia y el trabajo colectivo.

Los formadores responsables de conducir esta sesión cuentan con una trayectoria y perfil muy diferente: el primer de ellos, Jordi Fortuny, es un periodista de reconocido prestigio y miembro de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). El segundo, David Fernàndez, es un reconocido periodista y activista social, ex diputado del Parlamento de Cataluña.

Durante la formación, se introdujeron conceptos teóricos en materia de viabilidad económica y buena governança de los medios, ilustrados con ejemplos prácticos, y que ayudaron a desarrollar conceptos claves como la Información, la Democracia, la Ética o el Periodismo, creando de esta manera un marco teórico compartido entre los participantes.

Basándose en su propia experiencia en medios públicos y locales, Fortuny compartió su análisis sobre el caso del diario semanal “L’independent de Gràcia”, que se inauguró en el año 2000 y que todavía está en funcionamiento. Por el contrario, con el objetivo de presentar buenas prácticas en modelos de gestión económica alternativa, David Fernàndez presentó el caso del diario “la Directa”.

La discusión en torno a la realidad de Túnez y las oportunidades y amenazas que sufren los medios locales y asociativos, permitió a los participantes de las formaciones expresar sus miedos y sus aspiraciones futuras en torno a la creación de proyectos independientes e innovadores.

El deseo de aprender de experiencias similares, defender la libertad de expresión y convertirse en altavoces de sus regiones y de las poblaciones más marginadas, fueron objetivos muy repetidos por los participantes. La carencia de recursos tanto humanos como económicos continúa siendo un reto en la Túnez actual, que habrá de resolverse co tal de evitar renunciar a todo aquello que se ha conseguido hasta ahora, siempre con la mirada puesta en el largo camino hacia una democracia real y duradera.