Anxela Iglesias

“Mezclar agua y tierra puede ser un acto revolucionario. El de hacer adobe para fabricar ladrillos y levantar con ellos casas y centros comunitarios. Esto ocurre en el Valle del Jordán, una región de grandes recursos e importancia geoestratégica indiscutible, donde buena parte de la población palestina vive en condiciones de aislamiento, sometida a políticas sistemáticas de desplazamiento forzado. Allí existir es resistir, construir viviendas es una muestra

de valentía y dignidad.”

Participar en esa y otras iniciativas me acercó a las estrategias de resistencia no violenta en Palestina, que no son perfectas, pero tampoco ingenuas.

En los últimos cuatro años he tenido la oportunidad de conocer un poco mejor la realidad de Oriente Medio a través de mi trabajo para organizaciones no gubernamentales y movimientos sociales. También he podido contarla en diferentes medios y publicaciones y mostrarla en un pequeño documental.

Anxela trabajó como periodista de agencia y de televisión  en otros lugares del planeta, como Berlín, Madrid o Vigo, la ciudad en la que nació.  Es licenciada en Ciencias de la Información y cuenta con un máster en ayuda humanitaria. Habla inglés, castellano, alemán, entiende algún idioma más y está aprendiendo árabe y hebreo.