Participando con la sociedad marroquí en la consolidación democrática

Participando con la sociedad marroquí en la consolidación de las reformas democráticas en Marruecos

La sociedad marroquí organizada, así como los nuevos movimientos sociales surgidos durante el contexto de la llamada Primavera Árabe, reclaman, a través de la creación de estructuras como la plataforma Appel à Rabat, avanzar hacia un nuevo paradigma de democracia que se focalice en el refuerzo del rol de la ciudadanía y de sus organizaciones, desplazando así la concepción estatocéntrica de las democracias tradicionales.

La nueva Constitución en Marruecos, aprobada el año 2011, promueve el rol de la sociedad civil en la definición y monitoreo de las políticas públicas. A pesar del salto cualitativo introducido en lo relativo a la participación de la sociedad civil en el diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas,  los dispositivos previstos en este marco legal aún no se han traspuesto en textos normativos. Además, la creación del Consejo Nacional para el Diálogo Social no da los frutos esperados y las relaciones entre instituciones y población son más tensas. De hecho, las principales organizaciones sociales del país acusan al ministerio de lanzar una verdadera ofensiva contra el movimiento asociativo, provocando un fuerte retroceso en el ejercicio de las libertades colectivas a través de la propuesta de textos y leyes restrictivos a la libertad y la independencia de las asociaciones. Cerca de 500 asociaciones miembros de la plataforma Appel à Rabat hicieron un comunicado público el pasado 14 de mayo para reivindicar, de un lado, la disolución del Ministerio encargado de las relaciones con la sociedad y, de otro lado, acelerar la puesta en marcha de aquellos mecanismos de participación social recogidos en la Carta Magna del país. Asimismo, las proposiciones de ley del nuevo Código de la prensa y la ley de violencia de género están siendo formuladas sin ninguna articulación con los movimientos sociales, sindicatos, organizaciones feministas y movimientos juveniles, incumpliendo así lo establecido en el texto constitucional.

Este proyecto, por tanto, nace de una petición directa de las organizaciones locales y entidades del país, que participaran del proyecto para hacer una incidencia mayor en sus acciones, entre otros objetivos. Con el apoyo principal de una organización con gran historial en movilización y promoción de la transformación social, el Forum des Alternatives Marocain, el proyecto contribuye a que los mecanismos de participación social recogidos en la Carta Magna marroquí sean efectivamente puestos en marcha. Un trabajo de incidencia, análisis y participación colectiva que se implementará en cuatro etapas:

  1. Refuerzo de las capacidades de la sociedad marroquí en estructuras inclusivas para el diseño participativo de políticas públicas
  2. Creación y mejora de propuestas de consolidación de políticas públicas centradas en el establecimiento de mecanismos participativos de resolución de conflictos, democracia participativa y participación ciudadana, con especial atención el refuerzo de la libertad de prensa y la igualdad de género
  3. Creación y apoyo a la estrategia de comunicación comunitaria y asociativa de las propuestas de consolidación de políticas públicas
  4. Apoyo a la estrategia de incidencia política a nivel local

Asociación Marroquí de derechos humanos

@Foto: Asociación Marroquí de Derechos Humanos