Plan de Acción de la sociedad civil de la región Euro-mediterránea para la prevención de TODAS las formas de extremismo violento

POR QUE UN PLAN DE ACCIÓN?

Las políticas y medidas adoptadas hasta ahora por los estados euro-mediterráneos en la lucha contra el terrorismo, basadas en un enfoque estrictamente securitario, no sólo no han mitigado el extremismo violento, sino que lo han agravado. Por eso, creemos necesario que la sociedad civil euro-mediterránea comprometida en la promoción de los derechos humanos y la construcción de la paz se dote de un acuerdo regional y transnacional propio con un doble objetivo: (1) Incorporar en nuestra tarea de agentes de construcción de paz y de transformación democrática la prevención del extremismo violento; (2) Cuestionar el paradigma hegemónico actual de la lucha contra el extremismo violento, ofreciendo una alternativa para hacer frente a esta lacra basada en los valores propios de la sociedad civil, que son la tolerancia, el pleno respecto de los derechos humanos y la construcción de sociedades más abiertas, plurales, justas y democráticas.

QUÉ CONTIENE EL PLAN DE ACCIÓN?

Los organizadores de la conferencia proponemos estructurar el plan de acción en cinco apartados:
– Una primera parte que contenga una introducción sobre la razón de ser del Plan de acción y la importancia de la sociedad civil en a la prevención del extremismo violento
– Una segunda parte que subraye la necesidad de adoptar una definición común de los términos radicalización violenta, extremismo violento y terrorismo. Uno de los aspectos más criticables del Plan de Acción de Naciones Unidas es la falta de definiciones y diferenciaciones entre estos términos, favoreciendo la amalgama de conceptos
– Una tercera parte centrada al definir las causas y los vectores del extremismo violento. Este apartado imprescindible para profundizar en que provoca la radicalización violenta para poder dar una respuesta preventiva, atacando los contextos y las desigualdades que permiten la emergencia de este fenómeno.
– Una cuarto parte centrada en el impacto actual del extremismo violento a la región euro-mediterránea en términos de paz y seguridad, desarrollo sostenible, el respecto de los derechos humanos y el estado de derecho.
– Una quinta parte que contenga una propuesta de agenda de acción de las organizaciones de la sociedad civil. Este bloque quiere ofrecer no sólo una propuesta en términos de incidencia en las políticas públicas desplegadas hasta ahora por nuestros gobiernos, sino también en la creación de una agenda positiva sobre las posibles contribuciones que la sociedad civil podemos hacer en varios sectores (buena governanza, respecto de los derechos humanos y el estado de derecho, justicia de género, juventud y educación, resiliencia de las comunidades y el rol de los medias). Finalmente, se incluye la propuesta de crear el Observatorio para la Prevención del Extremismo Violento para articular la acción de la plataforma de entidades firmantes del plan de acción para su implementación.

Para descargaros la propuesta del Plan de Acción que será debatida y modificada los días 28 y 29 de enero (DISPONIBLE EN FRANCÉS E INGLÉS), clicad [FR] [ING]

CÓMO SE ELABORARÁ?

La redacción y adopción del Plan de Acción se hará a través de un proceso participativo y consultativo con las entidades participantes a la conferencia los días 28 y 29 de enero (Francesca Bonnemaison, Calle Sant Pere Más Bajo, 7). El grupo motor de la conferencia, formado por 15 entidades procedentes de las tres principales áreas de la región (Norte de África, Oriente Medio y Europa) han realizado un primer borrador de documento que será modificado incorporando las conclusiones de los debates que del día 28 de enero. El domingo día 29 de enero habrá una sesión abierta exclusivamente a las entidades de la sociedad civil para debatir y validar el plan de acción, en un intento de combinar transparencia y eficacia en el proceso de deliberación. La principal fuerza de este plan tiene que ser la participación de todas las entidades firmantes en su redacción, así como la adhesión de más de un centenar de entidades que trabajan en la construcción de la paz y la promoción de los derechos humanos en la región euro-mediterránea. participar