Noticia: Participación en la Campaña Global en Naciones Unidas por un Tratado Vinculante sobre Derechos Humanos y Transnacionales

La Campaña Global para Reivindicar la Soberanía de los Pueblos, Desmantelar el poder de las empresas transnacionales y Poner fin a la Impunidad se reúne por cuarto año consecutivo en Ginebra del 15 al 19 de octubre, junto a  250 organizaciones de 80 países, para presionar a los gobiernos de manera que el documento base del proceso de negociación de un tratado vinculante tenga los estándares más elevados posibles de protección de los Derechos Humanos. Se trata de un momento decisivo en la negociación de contenidos del tratado.

El Observatorio de Derechos Humanos y Empresas en el Mediterráneo (ODHE) y Mediterráneo asistirá a la cuarta sesión del OEIGWG -Grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta sobre las empresas transnacionales y otras empresas comerciales en materia de derechos humanos– del Consejo de Derechos Humanos cuyo mandato consiste en elaborar el Tratado Vinculante de las Naciones Unidas para Empresas Transnacionales en materia de Derechos Humanos #BindingTreaty

CONSULTAR AQUÍ LA GUÍA DEL ODHE para entender qué se está decidiendo estos días en Naciones Unidas Ginebra y por qué nos afecta:

• ¿Por qué necesitamos herramientas legales que obliguen a las corporaciones a cumplir los DDHH?
• El Tratado Vinculante: cómo hemos llegado hasta aquí
• El papel de la sociedad civil: la Campaña Global para parar con la impunidad de las transnacionales y desmantelar el poder corporativo
• Críticas de la Campaña al BORRADOR CERO del OEIGWG
• ¿Cuál es el papel de España y la UE?

Qué podemos esperar y cómo actuar
En estos momentos (y hasta el 2020) la mayoría de los Estados que ocupan un asiento permanente en el Consejo son hostiles al instrumento vinculante. Es por tanto muy importante que la sociedad civil y el pueblo de Europa pidamos a nuestros representantes que dejen de actuar como portavoces de las transnacionales y comiencen a hablar en nombre de los principios que dicen defender

Trabajo realizado des del Observatorio de Derechos Humanos y Empresas en el Mediterráneo (ODHE)

• Participación, en 2017, en la 3ª sesión del Grupo OEIGWG, aportando el caso de Geshuri como ejemplo de desprotección frente a empresas que se lucran bajo ocupación -en este caso, de Israel sobre Palestina-. La intervención ante la Asamblea permitió poner de manifiesto la impunidad que genera la falta de mecanismos de acceso a la justicia por parte de las víctimas. Por otro lado, el ODHE participó en la organización de varios talleres dentro de la campaña sobre la industria militar y de seguridad, y las industrias extractivas, en concreto a partir de los casos investigados en Palestina.

• Este año se continua denunciando la vulneración de DDHH de empresas bajo ocupación, en concreto, poniendo de relieve el expolio de recursos naturales del Sahara Occidental ocupado.

• Insistir en que el nuevo acuerdo pesquero firmado entre Marruecos y el Sahara no cuenta con el visto bueno de las comunidades locales, ni siquiera del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) que a finales de febrero (27/02/2018) emitió su sentencia sobre el acuerdo pesquero con Marruecos dictaminando que las aguas adyacentes al Sáhara Occidental no forman parte de Marruecos y por tanto, del Acuerdo de Pesca.

Las empresas que actúan en el Sáhara ocupado son cómplices de la ocupación ilegal por parte de Marruecos, pero la Unión Europea está reforzando la impunidad de estas acciones. Nuestro objetivos es mostrar la necesidad de construir mecanismos que permitan el acceso a la justicia incluso ante vulneraciones tan flagrantes y políticamente sancionadas como el expolio de los recursos naturales marinos del Sáhara Occidental.

 

Trabajo realizado des del Observatorio Shock Monitor sobre privatización de la guerra y la seguridad

Novact también estará presente en el Workshop “Industry of Walls and Security” presentando el trabajo de investigación realizado des del Observatorio Shock Monitor, una plataforma que monitorea, documenta y estudia la privatización de la guerra y la seguridad y su impacto en los derechos humanos , visibilizando las vulneraciones de perpetradas por la industria militar y de seguridad privada (EMSP) y la impunidad de las actividades de este tipo de empresas internacionales y multinacionales.

En un nuevo informe que ha investigado el rol de las empresas EMSP en la definición de las amenazas a la seguridad que integran las políticas securitarias de la Unión Europea, entre otras, y en el aumento de la inversión militar y tecnológica destinada a la seguridad fronteriza, Shock Monitor analiza 22 Empresas Militares y de Seguridad Privada y su responsabilidad en numerosas violaciones de derechos humanos, y expone las consecuencias de la falta de regulación de esta industria.

La industria militar y de seguridad privada se ha expandido de forma significativa en los últimos años, en el ámbit de la “homeland security” y las políticas antimigratorias y represivas de seguridad fronteriza, y ha tenido un rol activo y crucial en la promoción de estos paradigmas, la venta y el diseño de material militar y tecnológico, además de realizar tareas propias de los cuerpos de seguridad nacionales.

Además de extenderse en contextos operacionales como el de las políticas de militarización de fronteras y la ciberseguridad, sus actividades continúan sin estar reguladas por ningún instrumento vinculante que ponga fin a la impunidad de estas violaciones.